Cómo conservar las chirimoyas

conservar chirimoyas

Si queréis aprovechar al máximo el sabor de las chirimoyas y evitar que se oxiden, seguid los consejos que vamos a compartir con vosotros a continuación. Es importante ya que aunque se tengan productos de calidad en un restaurante o en casa, la conservación del alimento es vital en su sabor y resultado final en recetas.

Cuando compréis chirimoyas intentad que la textura no esté demasiado firme y que no presente manchas negras. Lo mejor es guardarlas en un recipiente cerrado junto con varias capas de papel absorbente, comprobando cada día si el papel no está mojado, para cambiarlo en caso de que sí. Cuando la fruta esté madura sí se puede guardar en la nevera.

Alguno trucos más en la conservación de chirimoyas:

  • Cuando esté abierta y se deje una parte si no queréis que se oxide o cambie de color lo mejor es echar unas gotitas de limón en la piel.
  • Si la chirimoya está dura, hay que envolverla en papel de periódico y dejarla en una zona templada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR